Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Unai hace 7 meses, 3 semanas.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Autor
    Publicaciones
  • #225

    Unai
    Participante

    El currículo actual clasifica los  contenidos en tres grupos: Conceptuales, procedimentales y actitudinales. Esto, permite planificar el enriquecimiento del currículo sin centrarse simplemente en fomentar el aprendizaje memorístico de determinados contenidos o incluso al adelanto a los contenidos de cursos posteriores.

    Nosotros aconsejamos la programación exhaustiva de contenidos procedimentales y actitudinales básicamente, lo que va a permitir dar una respuesta a gran parte de las necesidades de todo el alumnado; pero sobre todo de las/os jóvenes con altas capacidades intelectuales. Asimismo, el modo y nivel de complejidad con los que se puede tratar la adquisición de estos contenidos puede ser muy variado y por supuesto mucho más enriquecedor para el conjunto del alumnado.

    Como ejemplo de esta aplicación tenemos la resolución de problemas en el diseño de un proyecto educativo de aula; donde para un mismo contenido se pueden establecer diferentes grados de complejidad. Este mayor grado de dificultad se puede graduar en el proceso de razonamiento educativo e inductivo; en el análisis de diferentes vías de resolución; la estimulación de la creatividad y originalidad; e incluso en la riqueza verbal en la transmisión del conocimiento.

    Para poder desarrollar y graduar los contenidos del currículo necesitaremos incluir en el currículo técnicas y actuaciones específicas. Se trata de introducir una serie de contenidos, técnicas y actividades específicas que complementen la oferta educativa a nuestro alumnado. Esto supone ajustar el cómo enseñamos; es decir, modificar nuestros métodos y estrategias metodológicas. Las técnicas más destacadas que se proponen son las siguientes:

    • Técnicas de búsqueda, tratamiento de la información e investigación que potencian el aprendizaje autónomo.

    El desarrollo del trabajo autónomo en el alumnado y su dominio progresivo de las técnicas de investigación son esenciales en la sociedad de la información, y lo deberá de ser aún más para las/os jóvenes con altas capacidades.

    • Actividades y técnicas que fomenten el desarrollo del pensamiento divergente y creativo.

    Es necesario promover el pensamiento divergente y creativo; así como el pensamiento bilateral en el aprendizaje de los contenidos del aula. El alumnado con altas capacidades podrá sacar un mayor provecho a sus capacidades mediante este modo de enseñar.

    • Actividades para el desarrollo social y afectivo. Aprendizaje cooperativo y habilidades sociales.

    Creemos que es necesario complementar la enseñanza con el desarrollo afectivo y social del alumnado mediante una serie de contenidos, técnicas y actuaciones específicas. Aquí, el aprendizaje cooperativo y el aprendizaje dialógico son contenidos actitudinales a tener en cuenta donde se dan grandes diferencias entre las capacidades y rendimiento del alumnado.

    • Programas específicos de entrenamiento cognitivo.

    Estos programas tienen el objetivo de mejorar las habilidades intelectuales de alumnos con dificultades, pero parece ser que quienes más se benefician de ellos son los alumnos con altas capacidades.

    Podréis encontrar archivos con más información acerca de la atención a las necesidades educativas del alumnado con altas capacidades intelectuales en mi carpeta en la nube en profeNEE:

    • Este debate fue modificado hace 7 meses, 3 semanas por  Unai.
    • Este debate fue modificado hace 7 meses, 3 semanas por  Unai.
    • Este debate fue modificado hace 7 meses, 3 semanas por  Administración profeNEE.
    • Este debate fue modificado hace 7 meses, 3 semanas por  Administración profeNEE.
Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.