Etiquetado: 

Este debate contiene 0 respuestas, tiene 1 mensaje y lo actualizó  Unai hace 7 meses, 3 semanas.

Viendo 1 publicación (de un total de 1)
  • Autor
    Publicaciones
  • #254

    Unai
    Participante

    LGTB es un acrónimo utilizado para incluir a las personas lesbianas, gays, bisexuales y trans. A veces el orden varía y podemos encontrarlo escrito como LGTB, GLBT o en cualquiera de sus múltiples combinaciones. Más allá de esto, la sexualidad humana es un continuo en el que los conceptos no son más que los extremos con los que intentamos comprender la sexualidad humana, que es, sobre todo, dinámica y cambiante. Ante los argumentos que se sostienen en la sociedad de que lo natural es la heterosexualidad, los hechos muestran que lo natural es la diversidad sexual.

    El sistema sexo / género es la forma en la que cualquier sociedad organiza la reproducción, la sexualidad y la división sexual del trabajo. A cada persona se le asigna un sexo (hombre o mujer) con su correspondiente identidad de género y una serie de comportamientos socialmente adecuados según esos roles masculinos o femeninos. Pero hay personas que se pueden intenficar con una identidad de género no acorde (según el estándar de la sociedad) al género que le asignaron al nacer, siendo lo que llamamos personas transgénero. En ocasiones, estas personas trans modifican su cuerpo, apariencia y/o forma de moverse y comunicarse para que se adecúe lo más posible a lo que en su sociedad se entiende por hombre o mujer.

    Por otro lado, existen personas que sí se sienten cómodas en su identidad de género (en su identidad de hombres o mujeres) y no quieren cambiarla, pero que no siguen las normas de masculinidad o feminidad estandarizadas en la sociedad. Es decir, personas que no son trans pero cuya expresión del género va a ser diferente de lo que se espera de ellas como niñas, niños, hombres o mujeres. Por este motivo, es importante tener en cuenta que no seguir las normas del género asignado no significa necesariamente que una persona sea trans u homosexual.

    Como profesionales de la educación, debemos saber que existen distintas formas de actuar frente a situaciones de acoso a estas personas. Estas acciones se recogen dentro de la prevención, detección e intervención.
    Dentro de la prevención, se proponen acciones como cuidar el lenguaje, dejar de lado los prejuicios, entender la diversidad como factor positivo y fomentar la educación de la diversidad sexual.
    En cuanto a la intervención, se suele hablar de distintas fases. Para ello es recomendable crear una comisión en el centro educativo para que parte del equipo docente pueda atender las posibles situaciones derivadas de los conflictos. En este proceso habría distintas fases como:

    – Notificación ante la comisión dedicada a ello.
    – Investigación y recogida de información de mano de los alumnos manteniendo su confidencialidad en todo momento. Se pueden llevar a cabo entrevistas con las distintas partes presentes en el conflicto e incluso con sus familias.
    – Valoración en la que se valorará si realmente ha sido un caso de acoso por homofobia o transfobia. En caso negativo se finalizará el proceso, pero si realmente ha habido acoso, se continuará con la siguiente fase del proceso.
    – Intervención educativa con las distintas personas presentes en el acoso (acosada/o, acosador/a y observadoras/es) e incluso con sus familias. Si fuera necesario debido a la gravedad de los hechos o la situación familiar de los participantes, podría recurrirse a la ayuda de agentes externos.
    – Seguimiento del caso por parte de toda la comunidad educativa y velar por el cumplimiento de las medidas adoptadas ante el conflicto. Por último es aconsejable realizar una valoración y observación de los efectos de la aplicación de las medidas.

    A continuación os dejamos un enlace con documentos interesantes entorno a la atención a las personas enmarcadas situadas en el colectivo LGTB:

Viendo 1 publicación (de un total de 1)

Debes estar registrado para responder a este debate.